Entradas

26 años con las hermanas.

Imagen
María  Isabel Sánchez es el nombre de una mujer muy conocida y querida en la casa de Cájar, para simplificar su nombre la conocemos todas como Maribel, una empleada que hace muchos años perdió ese rango, es para la comunidad, amiga y compañía. Su labor actualmente es ayudar en la cocina, preparar la merienda y la cena, pero después de sus labores, y al cumplir su horario de trabajo  tiene tiempo para resolver los crucigramas del periódico de la casa, para contar historias y para compartir con las hermanas  alegrías y tristezas, es incondicional y muy de la casa. Su historia con la Congregación comenzó en el mes de septiembre del año 1992:
"Conocí las hermanas  a través de mi hermana la mayor, ella entro primero a trabajar en la ropería y luego en la cocina y cuando Sor Angela vino me dijo que si quería venir, yo acepte,  pero al mismo tiempo llevaba la frutería que tenia con otra hermana, en ese tiempo empezaron a poner los grandes comercios, y cerramos. Yo no sabía nada de nada …

Arepas y perico...

Imagen
Las  cenas de Cájar son una oportunidad para compartir, para recordar...

Muy temprano Vivi ya estaba preparando la masa de maíz para las arepas de la cena, Gabi y yo alistamos la cebolla y el tomate para el perico  y  Sor Asunción vino a probar si la masa estaba blanda.El tiempo que pasamos juntas preparando fue corto pero muy sustancioso y los resultados para chuparse los dedos,en media hora estaban las arepas asadas y el perico caliente para sentarnos a cenar. 


Las hermanas recibieron la cena  con mucha ilusión ya que la mayoría de ellas  han vivido muchos años  en América  y disfrutan con nosotras de las comidas tradicionales de nuestras tierras. Además, en  las comunidades se preparan en el tiempo ordinario una que otra vez. Todas cenamos, algunas repetimos y se compartió la alegría  de comer algo tan nuestro como la arepa de maíz del desayuno y el perico de la mamá.



También hubo tiempo para recordar el tiempo que ha trascurrido, a nuestros seres queridos, lo bailarinas que han s…

Tiempo para compartir.

Imagen
Los últimos días de este  mes de julio los he pasado en el pueblo de Villafranca,  en la  casa de nuestro fundador el P. Luis, una semana para compartir con dos  hermanas mayores de la Congregación: la madre Carmen y sor Josefina.


Compartir con la madre Carmen fue  enriquecedor, me llevo buenas historias, buenos consejos y charlas repentinas en cualquier sitio, de cualquier cosa y para todas las cosas.
Sus historias trascurren en aquellos días cuando vivía en Bélgica, cuando era niña y su madre le decía, cuando estuvo en mi tierra, cuando decidió entrar a la Congregación... Son muchas las historias que recuerda y lleva en el corazón.

He guardado sus palabras textuales sobre porqué entro en la Congregación. " En el gesto que veía, sobre todo en el Colegio y con los niños pobres que entraban como a su casa de confianza, que iban  a estar bien, y comiditos, yo cuando los veía salir digo: y no pagan nada. Me preocupaba al mismo tiempo que la madre yo le decía y dónde van por el dinero, l…

Campamento de Verano

¡ Bueno! estos primeros días del mes de julio han sido fantásticos para los niños y monitores que pudimos formar parte del  campamento " El cuento del siglo" . Este año en Villafranca nació el reino del rey Miguel y la reina Ángela, ambos fieles viajeros  de los  campamentos HPM de  niños y ahora de monitores.  Su pueblo estaba compuesto por  los 30 monitores  que llegaron cargados y  olvidaron sus  antiguos intereses,  se buscaron su mejor traje   como caballeros,  campesinos, cocineros, doncellas...etc.    El reino consolidado en estancias y talleres recibió a los 66 niños procedentes de  los distintos colegios de la Congregación Hijas del Patrocinio de María, en menos de nada el reino estaba invadido por los aspirantes a caballeros y los habitantes solo tenían atenciones y cuidados para que todos se sintieran acogidos, queridos y muy a gusto durante sus estancia. Los días trascurrían bajo las buenas temperaturas y la calma,  pero ...  En  el reino  comenzaban ha  acontecer …

Este es mi segundo verano.

He pasado las cuatro estaciones y llegó mi segundo verano, he  sentido que el tiempo se ha ido tan rápido, mi primer año de noviciado pronto concluirá  y  tengo varias experiencias que no he compartido en el blog y que han sidosignificativas. Por ello he decido retomar mi escritura y hacer una pequeña memoria de lo que he hecho y compartido este año a nivel de comunidad, apostolado y Congregación.


En el mes de noviembre del 2017,  me  inicié como catequista  de un grupo de 18 niños del colegio Patrocinio de María de 3º de Primaria, para los niños su segundo año,  para mí, mi  primer grupo de catequesis. Desde el comienzo  me costó el manejo del grupo que era numeroso, la coordinación y trabajo con los libros. Durante el curso busqué  animar a los niños, quise  mostrarles a Jesús  como un Amigo importante y hacer de las clases un espacio divertido y diferente. Cada clase me fue dando lecciones y  al final  aprendí un montón, aprendí a valorar a cada uno en la diferencia y dones personal…

Testimonio.

Imagen
Los días 3 y 4 de mayo he tenido la gran oportunidad de compartir mi testimonio vocacional con los jóvenes de primero a  cuarto  de la ESO del colegio Patrocinio de María, fueron dos días de recordar con entusiasmo y alegría el paso de Dios por los veinte años que tengo de vida.


Al entrar en cada clase  la curiosidad y alegría por librarles de una hora académica  anunciaban un ambiente respetuoso y al mismo tiempo  participativo  por parte de los chicos/as.  La manera más sencilla para mí y creo que también para ellos fue empezar construyendo entre todos un concepto espontáneo de lo que es vocación, una vez construido empecé a relatarles mi vida desde mi país de origen ¡Colombia!, mi familia, mis gustos, estudios, amigo, sueños y  los pasos que ido dando para descubrir mi vocación.
Me he valido de una presentación en prezi con una serie de diapositivas que más parecían un álbum de fotos que una formal presentación y eso tuvo atraídos los ojos curiosos de mis jóvenes oyentes, en ella …

Confesiones de los niños del Patrocinio.

Imagen
La tarde estaba soleada, el ambiente se sentía tranquilo, los lápices estaban en su sitio, los folios preparados, las velas en el altar, el agua ante el Señor y los niños dispuestos con sus folios a ser ellos los protagonistas guiando su primera confesión.


Estábamos en la iglesia de Santa María de Cervellón, Marivi y Daniel los catequistas, 17 niños y niñas de cuarto de primaria del colegio y sus familiares; en la primera banca se sentaron los pequeños, en sus rostros se dibujaba la ilusión y expectativa frente al acto que dio inicio a las cinco de la tarde.
Comenzó el sacerdote poniendo la celebración en manos de la santísima trinidad y seguido dio paso a los niños y niñas que iban pasando con sus reflexiones, lecturas cortas y concisas sobre el don del sacramento de la reconciliación, el AMORde Dios Padre, los brazos siempre abiertos y disponibles y una iglesia que está muy contenta y agradecida de que sus niños se acerquen a este hermoso sacramento.
La Palabra de Dios tuvo voz en cinc…