41 encuentro ecuménico organizado por la comunidad Taizé




"Este es el 41 encuentro ecuménico organizado por la comunidad Taizé, fundada en 1940 por el teólogo suizo Roger Schutz, conocido como Hermano Roger, en la localidad francesa de Taizé. Reconocido mundialmente como un foco de ecumenismo, en su monasterio conviven hermanos católicos, protestantes y ortodoxos de treinta nacionalidades unidos por un compromiso de vida monástica “en señal de reconciliación entre cristianos divididos y entre pueblos separados”. Su prestigio es tal que desde su fundación las principales ciudades europeas compiten por ser la sede de su encuentro anual, este año en Madrid. Los dos últimos se desarrollaron en Basilea (2017) y Riga (2016). Barcelona acogió el evento en 1979, 1985 y 2000; Lisboa en 2004, y Valencia hace tres años.”

(Periódico ElPaís: https://elpais.com/ccaa/2018/12/28/madrid/1546027866_487892.html)

Desde el 28 de diciembre de 2018 hasta el 1 de enero de 2019 tuvo lugar en Madrid la Peregrinación de la Confianza, junto a los hermanos de la comunidad de Taizé. Acogimos en nuestra comunidad a cuatro jóvenes austríacos y una pareja de españoles.
Ha sido una experiencia inolvidable y enriquecedora, llena de encuentros, sobre todo con Aquel que sabemos que nos une sin tener en cuenta procedencia, lengua o religión. Dios se encarga de ayudarnos a abrir nuestras vidas a los otros, de abrir las puertas de nuestra casa, pero también las puertas de nuestros corazones.
El tema principal del encuentro fue la HOSPITALIDAD; fuimos invitados a vivirla a fondo, con los más cercanos. pero también con aquellos de quienes nadie se acuerda, de los que más nos necesitan, dejando de lado la desconfianza con el otro, la indiferencia y la desigualdad y entrando en el mandamiento al que estamos llamados a vivir: el AMOR.
La oración de Taizé da espacio a la escucha, al canto, al silencio, pero sobre todo da un sentido a la fe, fue esperanzador ver a tantos jóvenes con sus mochilas y bolsas de comer por todo Madrid, con el objetivo principal de orar en comunión, orar con otros muchos que siguen estos espacios para encontrar respuestas y para hallar a Dios que se hace presente en las jornadas de oración, reflexión y acogida en la ciudad, en la parroquias, en las casas y comunidades.

Las actividades programadas empezaban en la mañana con una oración (Cantos, lectura de la Palabra, canto, silencio meditativo, canto, petición, Padre Nuestro, reflexión, canto) en cada parroquia, a medio día una oración común en la catedral de la Almudena.
En la tarde a partir de las tres y hasta las cinco pudimos asistir a diferentes talleres de reflexión de temas con relación a la construcción de la persona.
El día finalizaba en IfEMA, allí, después de un día intenso de aprender, de compartir, de asombrarnos… nos disponíamos para agradecer, para escuchar y ver como basta un pequeño sitio en el suelo para unirse en oración, eran 15.000 jóvenes de todos los países del mundo, era una vista hermosa, un verdadero silencio y una luz que es capaz de iluminar el mundo, la luz de Jesús.
Dios busca las maneras más sencillas para reflejarse, para transmitirnos su amor, y este encuentro lo ha sido. Solo basta estar atento, escucharle, palparle en el compartir con los otros.
Por último, simplemente quiero compartir una frase que he leído estos días del hermano Alois y que me han interpelado porque tienen relación con la confianza:” La confianza no es ni ciega, ni ingenua, ni soñadora, sabe discernir el bien y el mal. Es la certeza de que, en cualquier situación, incluso en las tinieblas, un camino de vida puede abrirse.”(Sábado 29 de diciembre del 2018)

Comentarios