Celebrar a la Virgen del Patrocinio.



El 8 de noviembre los colegios del Madrid han celebrado con los alumnos y profesores el día de Nuestra Madre la Virgen del Patrocinio. Para conmemorar este día tan especial para todos, los alumnos del Colegio del Patrocinio  desde 1º de Primaria hasta 4º de Secundaria participaron en la celebración de la Eucaristía en la Parroquia de Santa María de Cervellón.
Los niños, padres, profesores y otras  personas que nos acompañaron  leyeron la Palabra, cantaron, ofrecieron la luz, flores, el lema de nuestro Centenario “Creciendo Juntos”, un puzle,  el Pan y el Vino. Preparado  todo para la cena,  con nuestras vidas puestas allí estaba también  Jesús, nos acompañó, se hizo presente en cada frase de agradecimiento por los cien años de nuestra Congregación, en la imagen de la Virgen  del Patrocinio  acompañado  de su Hijo y de la niña a la que con su mano protege,  y en cada uno de los que unidos que celebramos a nuestra Patrona a nuestra “Estrella, Norte y Guía”.Al ver juntos a todos los niños y jóvenes  en la iglesia, experimenté lo que en muchas ocasiones he intentado explicar  a los niños, y es que Jesús no necesita que pasen grandes cosas para que esté a nuestro lado,   porque Él, que no nos pide mucho, solo Amor, se hace Amor cada vez que en la Eucaristía recordamos la última cena del Señor con sus discípulos. Es por ello que esta Eucaristía es tan especial, porque como bien sabemos celebramos a nuestra Madre y con ella también celebramos que el Señor ha estado estos cien años presente, al lado de cada niño, joven, religiosa, familia, profesores, colaboradores, amigos… La palabra celebrar es en este curso para nosotros pasar por el corazón cada día con agradecimiento todo cuanto bueno o con dificultad ha pasado  la Familia Patrocinio de María.
Y como en toda celebración la comida fue otro momento especial para todos. Los niños en la mañana tomaron chocolate con dulces de fiesta.   A la hora de comer el menú fue trasformado por unos ricos perros calientes, palmeritas de chocolate y chuches para la casa, la verdad, es que a  los niños se les ve la ilusión y alegría en este día. Los profesores  también tuvieron una comida no solo diferente,  sino también compartida y vivida desde la alegría de centenario.Como detalles que quiero mencionar de la celebración, puedo decir que las familias de los alumnos  han ofrecido alimentos no perecederos, como ofrenda a la Virgen y que estos alimentos son un regalo que los niños muy contentos  traen para compartir con la Virgen y  para obsequiarle por su día.  Estos víveres se entregan en la Parroquia a Caritas para que lo reparta entre las personas más necesitadas. También, quiero fijarme  en todos los que sienten que es el día de la Virgen, la Patrona de su colegio y por ello acompañan  y participar de  nuestra alegría.Al  finalizar el día, en nuestra comunidad,  nos unimos en oración en el segundo día del triduo a la Virgen del Patrocinio. Mediante la lectura   echamos la vista atrás para contemplar la presencia de la Virgen como nuestro Protectora y guía  desde los  PP, Cosme y Luis nuestros fundadores, pasando por la hermana Marina que tuvo una gran sensibilidad mariana hasta nuestras Constituciones que la nombran como nuestra Patrona.
Pertenecer a la familia del Patrocinio es una bendición, me siento muy agradecida con la Virgen por conducirme hasta esta Congregación de Hijas suyas y por acompañar a la Congregación en este primer centenario.
¡QUE VIVA LA VIRGEN DEL PATROCINIO!...





Comentarios