viernes, 1 de diciembre de 2017



Los ejercicios Espirituales.

 Este fin de semana nos reunimos jóvenes y monitores con apellido HPM,  estuvimos durante tres días compartiendo y actualizando nuestra experiencia de Dios, fue una experiencia muy enriquecedora.
Personalmente aprendí a través de mis hermanos y hermanas  que mostrarme  como soy ante   un grupo humano tan rico y diverso abre puertas que no sabias que existían y te dan la libertad para soltar las alas y volar.
Me quedo con dos frases de las muchas que compartimos, "vale la pena encender una luz aunque sea pequeña" y " Aquí estoy Señor envíame..." 
Ambas frases nos acompañaron durante todo el tiempo como mantras que resuenan, fueron tantos los momentos  en que vimos encenderse luces en nuestros compañeros y en nosotros mismos, luces de valentía, de coraje, de renovación, de apertura, de  confianza; la o las luces que cada uno encendió  dieron un brillo a los de su rededor, indicando la luz verdadera, esa que  todos tenemos en común 
Jesús.


zEnvíame Jesús, envíanos Maestro, queremos que después de reconocerte en nuestra historia personal, de verte en nuestro árbol, en nuestra caja de corazón, en nuestra vida de cada día, nos envíes como a tus amigos, estamos dispuestos a decorar  el mundo con todo nuestro esfuerzo, no importa que en el bote no sea capaz de poner bien la imagen o que no tenga idea de como adornar la tapa, porque de tu mano estamos dispuestos a avanzar,  a caminar, quedamos llenos de ritmo, ritmo español, ritmo venezolano, colombiano, peruano  y hasta de rumania, todos con mucha actitud hemos querido  dar lo mejor de nosotros.
Los tres días se fueron en un plis plas, nuestro  tiempo tuvo tiempo para todo, hicimos oración, dinámicas..." este es el baile de la gallina"..., formación, manualidades, baile, renovación,  caminata, película, eucaristía, envió y lo mejor de todo hicimos amigos.
Me quedo muy agradecida con Dios por su presencia constante, en nuestros rostros llenos de ilusión se ha notado su paso, al despedirnos el domingo nos sabia a poco, pero estábamos muy contentos y agradecidos por haber tenido la gran oportunidad de ejercitarnos y encontrarnos con el Señor.


   


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Testimonio. Los días 3 y 4 de mayo he tenido la gran oportunidad de compartir mi testimonio vocacional con los jóvenes de primero a  cu...